Inversión de flora en tendidos eléctricos

La Inversión de Flora (1) es un proceso de desherbaje selectivo que consiste en hacer variar la preponderancia de unas especies vegetales que nos son dañinas por otras que no lo son. Este proceso cobra especial relevancia en aquellos lugares sensibles al deterioro medioambiental, ya que protege a la fauna y flora existentes.

 

El proceso:

1
2
3

Los objetivos:

En el caso de las calles de transporte eléctrico se trata de conseguir tres efectos beneficiosos y duraderos en el tiempo:

  • No volver a talar

  • Poder transitar libremente y siempre que se desee por las calles que atraviesan zonas boscosas

  • Garantizar la anchura de calle para que los cables se vean libres de golpes de ramas, evitando así el corte del suministro y los posibles incendios que se pudieran ocasionar

La Inversión de Flora es un proceso personalizado en el cual intervienen las autoridades medioambientales, la propiedad de la infraestructura y los técnicos de Ecoespacio.

 

El proceso de Inversión de Flora se inicia con una tala y un desbroce mecánico que permitan la entrada de personas y maquinaria a la calle.

 

Una vez controlada la flora hostil, la calle se convierte en un prado alargado flanqueado por el bosque. Los sucesivos tratamientos hacen que la calle esté siempre libre de árboles y vegetales punzantes, pudiéndose, desde el primer día, transitar libremente. La calle está limpia.

(1) Proceso patentado con el número 200500636 (X)