Tala y poda

Para realizar el mantenimiento de infraestructuras lineales, es necesario el control las especies arbóreas, mediante distintas metodologías. Las más habituales consisten en cortar por la base del tronco los árboles que tienen un crecimiento peligroso para la integridad de las instalaciones como gasoductos, líneas eléctricas, etc.

 

De igual manera, existen árboles y otras especies vegetales que flanquean las trazas o calles, invadiéndolas con sus ramas. En estos casos se procede a la corta del exceso de ramaje, desde el fuste de los mismos.

 

La combinación de ambas tareas –tala y poda– es el principal trabajo de mantenimiento para garantizar la seguridad y el funcionamiento de las distintas instalaciones.

 

Si se desea, puede ser el punto de partida para la Inversión de Flora (1).

VIDEOS

Tala y Poda

Poda fluvial

GALERÍA DE IMÁGENES

(1) Proceso patentado con el número 200500636 (X)